Masaje estimulante para el rostro

Los años no pasan en vano. Con el tiempo, nuestra piel va perdiendo luminosidad, firmeza, y su aspecto se va haciendo más seco, por lo que tenemos que recurrir a cremas y tratamientos antiedad para subsanar un poco los estragos del reloj. Y para hacerlo más difícil, también otros agentes como el sol, el viento o el frío pueden dañar nuestro cutis, provocando que tengamos que tener aún más cuidados para mantenerlo lo mejor posible.

Como dijimos, la cosmética puede ayudar mucho, pero los productos de belleza duplican sus resultados si añadimos un masaje facial que ayude a estimular la piel y a tonificar los músculos. ¿Quieres saber cómo hacerlo?

Los pasos son los siguientes:

1. Realiza un masaje general por todo el rostro. Con las manos extendidas, sigue la dirección de tus músculos faciales, en sentido ascendente y hacia fuera.

2. Da ligeros pellizcos con los dedos índice y pulgar. Debes partir del centro del mentón hasta las orejas, y continuar por el labio superior y los pómulos.

3. Realiza movimientos de rotación con las yemas de los dedos apoyadas en las sienes. Retoma la presión alternativamente.

4. En sentido ascendente y hacia la raíz, alisa la frente y el entrecejo por medio de pases sucesivos.

5. Para finalizar, termina con un alisado del cuello y del escote. En el cuello, hacia abajo, y en el escote, en dirección a los hombros y hacia arriba.

El automasaje facial es muy sencillo de realizar. Poco a poco irás adquiriendo más práctica. Descongestionarás el rostro del estrés y te ayudará a mantener la elasticidad de tu piel. Relaja los tejidos, estimula los músculos de la cara y redibuja el óvalo facial.

No hace falta que le dediques mucho tiempo; bastan cinco minutos. Eso sí, preferiblemente de noche.

Copyright © 2015 DERECHOS RESERVADOS vidaybienestar.mx