¡Alimentos para tener un vientre plano!

El deseo de muchas es posible, aquí unos consejos para eliminar con alimentos la pancita y conseguir un abdomen plano.

Por instructora Alexa Martínez

 

Tener un abdomen firme es una meta que muchas mujeres tienen. Sabemos que es posible gracias

a una adecuada alimentación, un estilo de vida sano y haciendo ejercicio, el cual tiene múltiples beneficios en el estado anímico y la salud. ¿Sabías que las mujeres que hacen ejercicios de fuerza pierden más grasa abdominal que aquellas que sólo caminan? Correr, trotar, andar en bici… Todas esas actividades te ayudan a quemar grasa y mantenerte esbelta y con buena condición física.

Hay otros factores que pueden afectar el estado físico de tu cuerpo, como el estrés, que puede provocar exceso de peso, sobre todo en el abdomen. Hay estudios que demuestran una correlación entre el cortisol (la hormona que el cuerpo secreta durante los momentos de estrés) y el exceso de peso en el vientre, pues además provoca un deseo de consumir carbohidratos, haciendo el aumento de peso aún mayor.

Practica rutinas de intervalos

Una solución para ver resultados rápidos es realizar entrenamiento por intervalos, como Crossfit o CrossTraining. Este tipo de entrenamiento trabaja diferentes músculos de manera simultánea, fortaleciendo todo el cuerpo y quemando más calorías, reduciendo la grasa corporal y por tanto la pancita.

Come los alimentos correctos

Huevo, pavo, pescado, carne magra de res, de pollo o de cerdo, lácteos bajos en grasa: son alimentos clave no sólo en la reducción de peso sino en la lucha por tener un abdomen plano. Deben estar en todas las comidas, en porciones adecuadas. Además, ayudan a reducir los antojos en más de 55% y al mismo tiempo acelera el metabolismo, lo que ayuda a quemar hasta 100 calorías extras diarias.

Reduce el consumo de alcohol

El alcohol libera ciertas hormonas en la sangre que favorecen el aumento de peso, sobre todo en el abdomen. Además, inhibe el aumento de masa muscular y estimula mucho el apetito; dos malas combinaciones.

Reduce la sal y aumenta el agua

Disminuye el consumo de sal, esto ayudará a que no retengas líquidos. La mejor manera de saber cuánto tienen de sal los productos es leyendo las etiquetas. No consumas más de 1,500 miligramos de sodio en un día. Bebe suficiente agua simple, de preferencia entre 1.5 y dos litros al día.

Cero bebidas azucaradas

El exceso de azúcar puede provocar acumulación de grasa en el abdomen, por lo que es recomendable evitar bebidas endulzadas con fructosa y evitar el azúcar refinada.

Come los alimentos correctos

Si se trata de bajar el vientre, hay alimentos que ayudan a reducirlo de manera más efectiva. Consume nueces, fresas y moras, éstas no provocan aumento en la insulina y ayudan a que el cuerpo secrete la hormona adiponectina, la cual reduce la inflamación. Un carbohidrato favorable es el frijol; éste reduce la grasa abdominal y ayuda a sentirte satisfecho y a no acumular grasa.

Reduce los carbohidratos

Evita mucho el pan blanco, pasta, cereales, galletas y pasteles. Las dietas bajas en carbohidratos dan resultados más rápidos, reduciendo sobre todo la grasa abdominal y la que se encuentra alrededor de los músculos.

 Sé aliado de la fibra

Aumentar el consumo de fibra todos los días (de 25 a 35 gramos) ayuda a bajar la pancita, pues reduce la velocidad en la que se digieren los alimentos, lo que da como resultado una prolongada saciedad, y en general te hace sentir liviano y cómodo.

Duerme más

La falta de sueño puede ser factor de sobrepeso, sobre todo en el área abdominal. No tener horarios fijos para dormir y hacerlo poco desequilibra el reloj interno, provocando que tengas mucha hambre y antojos continuos. Dormir entre seis y ocho horas diarias favorece la saciedad.

 

 

Copyright © 2015 DERECHOS RESERVADOS vidaybienestar.mx