5 tips para dar descanso a tus piernas

La tarea de ser madre y ama de casa no es fácil. Las prisas de la mañana por prepararle el desayuno a tus hijos, llevarlos a la escuela, ir al gimnasio, ir al súper, preparar la comida, ir a recogerlos, llevarlos a sus distintas actividades y volver a casa hacen que terminemos agotadas, lo cual puede resultar en que se nos hinchen los tobillos, te den calambres o sientas un desagradable hormigueo en tus piernas.

Además del ajetreo de nuestras actividades diarias, hay otras causas por las que podemos sentir las piernas cansadas, como es el uso de ropa y calzado demasiado apretados, o un tacón demasiado alto o demasiado bajo.

Por fortuna, existen algunos tips que nos pueden ayudar a relajarlas:

Muévete: No permanezcas de pie o sentada con las piernas bajas por tiempos prolongados. Busca cualquier excusa para levantarte y estirar las piernas o cambiar de postura.

Agua fría: Sobre todo en estos días calurosos de verano, la mejor solución para activar la circulación son las duchas de agua fría. No es necesario que te bañes sólo con agua fría, puedes ir alternándola con tibia también.

Eleva las piernas: En la noche, cuando estés en la cama, coloca unas cuantas almohadas debajo de tus piernas para que se mantengan elevadas, o realiza ejercicios levantándolas alternadamente (como tijeras).

Hidrátate: Beber dos litros de agua al día y una dieta rica en rica en fibras y verduras es otro de los secretos para evitar la retención de líquidos y facilitar la circulación.

Caminar: Procura darte una media hora todos los días para salir a dar una vuelta. Esta actividad beneficia en gran medida la circulación de la sangre en las piernas.

Copyright © 2015 DERECHOS RESERVADOS vidaybienestar.mx