Cuidados básicos de un cachorro

La llegada de una mascota al hogar siempre llena de vida y felicidad a cualquier familia. Sin embargo, si la nueva criatura es un cachorro, habrá que tener ciertos cuidados y consideraciones para mantenerlo a salvo y saludable mientras va creciendo y se va adaptando al entorno y a su nueva familia. Por esa razón, no debes angustiarte por cómo hacer lo mejor para su desarrollo; aquí te damos unos consejos para que todo marche sobre ruedas.

  1. Todos deben saber que un nuevo integrante está llegando, por lo tanto, se recomienda asignar tareas a los diferentes miembros de la familia para su cuidado.
  1. Alista y prepara un lugar para el cachorro donde él pueda encontrar su cama para descansar cuando lo requiera. Este lugar siempre debe estar protegido de las inclemencias del clima.
  1. Indica y enseña al cachorrito el lugar donde debe hacer sus necesidades. Este proceso no es tan rápido como quisiéramos, por eso debe hacerse con paciencia y dedicación.
  1. Ten agua fresca y limpia a su disposición, y los juguetes indicados para su tamaño. Así se divertirá con sus juguetes y no con los muebles del hogar.
  1. Llévalo al veterinario para que monitoree su salud y establezca su plan de vacunas, el cual puede variar según la zona del país donde se encuentre. Es fundamental desparasitarlo según las indicaciones del veterinario, pues una sola enfermedad puede afectar la salud de toda la familia.  
  1. Conserva y ten a la mano el carné de vacunación, ya que este documento es clave para recordar las fechas en las que lo debes llevar al veterinario para el respectivo seguimiento médico.
  1. Se recomienda escoger una alimentación adecuada según su raza. Debes tener en cuenta que los perros de razas pequeñas necesitan alimento para cachorros hasta los 12 meses, los perros medianos hasta los 15 meses, y los perros grandes hasta los 18 meses, pues su crecimiento toma más tiempo.
  1. La frecuencia de las comidas debe ser de 3 veces al día entre los 2 y 8 meses, siempre en los mismos horarios, y debe dejarse durante 20 minutos para que no se acostumbre a comer todo el día. A partir de los 8 meses puedes empezar a darle comida 2 veces al día y, a la edad recomendada, hacer la transición a adultos.
  1. Paséalo al menos 3 veces a la semana durante 20 minutos, y complementa esta rutina con salidas breves. No le des paseos largos a cachorros porque se cansan más fácil, y no lo hagas correr inmediatamente después de haber comido porque esto podría provocar problemas digestivos.
  1. Es recomendable bañarlo una vez al mes. Usa agua tibia y shampoo o jabón especial para perros, para proteger su pelo delicado. Si tu perrito tiene pelo largo, péinalo cada tres días para que no se le enrede; y si tiene pelo corto, peinarlo una vez a la semana puede ser suficiente.

Puede que todo esto suene sencillo, sin embargo requiere de una gran responsabilidad hacerlo. Al principio puede resultar confuso y puede que no sepas qué hacer, pero con el tiempo crearás un hábito al que pronto te acostumbrarás y el cuidado de tu mascota se volverá parte de tu vida diaria.

Copyright © 2015 DERECHOS RESERVADOS vidaybienestar.mx