¡Vacaciones ya!

Alicia Urrieta 

Hay exceso de trabajo y el periodo de vacaciones está lejos, te sientes cansado y necesitas un break para poder pasar un tiempo con tu pareja, tus amigos o con la familia. Checas el calendario con la esperanza de que se aproxime un fin de semana largo pero al parecer no hay cercanos, por lo tanto, sólo queda planear una escapada disponiendo quizá de la tarde-noche del viernes, el sábado y el domingo, días en los que podrás descansar, recargarte de energía y convivir con los tuyos. El destino dependerá de tus posibilidades, por lo que la planeación es muy importante.

Manos a la obra

Si viajan en familia comienza por comentarlo con los integrantes para que todos hagan un espacio en sus actividades y puedan tener libre el siguiente fin de semana para salir sin contratiempos. Si hay niños pequeños es mejor, porque puedes llevarlos a donde sea, sólo tomando las debidas precauciones para evitar que durante el paseo puedan enfermarse y eso pueda interrumpir el viaje. Si hay adolescentes, y además vienen los abuelos, será más que importante planear con anticipación el destino para que todos logren estar de acuerdo.

Si sólo son tú y tu pareja es más sencillo de organizar y mucho más práctico, pero no hay que restarle importancia, ya que el fin de semana puede ser un pretexto para convertirlo en una salida romántica.

Puede ser también que viajes solo o con un grupo de amigas o amigos, por lo que tendrán que organizarse muy bien y acordar entre todos.

 

Opciones 

Es recomendable visitar una agencia de viajes o checar recorridos por internet; en ambos casos puedes encontrar planes con ofertas y descuentos especiales.

Puedes visitar los sitios turísticos cercanos o planear tu viaje con temática: recorridos en lugares históricos, paseos por la playa, deportes extremos, excursiones a pueblos y ciudades mágicas (como se les ha llamado a localidades con leyendas y hechos históricos importantes). En algunos lugares podrás encontrar paseos y recorridos nocturnos por sitios emblématicos o aprovechar las festividades locales para conocer mejor la gastronomía y costumbres de México.

Una vez que  hayas decidido el destino, relájate, disfruta el paseo, la compañía y aprovecha que habrás descubierto la opción para viajar más de una vez al año sin necesidad de pedir otros días de vacaciones. ¡No olvides llevar lo necesario, incluyendo el bloqueador solar!

 

Copyright © 2015 DERECHOS RESERVADOS vidaybienestar.mx