Conmemora a los tuyos: Día de muertos

Por: Víctor Arreola

Cada víspera del 1° de noviembre, en México celebramos el Día de Muertos, para amanecer el día 2 con la fiesta de Todos los Santos. Dicha festividad busca honrar y recordar a nuestros difuntos más cercanos. Esta costumbre identifica a México alrededor del mundo por su folclor, el sabor de sus platillos, por la colorida ornamentación que conlleva, y sobre todo por su alegría y vida. La ofrenda de muertos es el elemento característico de esta conmemoración que año con año nos permite convivir simbólicamente, por una noche, con aquellos que ya no están entre nosotros.

A través de la historia, el hombre ha buscado dar una respuesta a “la Muerte” y su gran incógnita: ¿Hacia dónde vamos cuando morimos? Es así que el día de muertos es una tradición que trata de dar una explicación, o al menos un sentido, a esta inevitable verdad del ser humano.

En la ofrenda, los muertos vuelven por un breve momento a este mundo físico para ser recibidos con comida, bebida, regalos,  oraciones y sus posesiones más preciadas.

Elementos de la ofrenda

Gran parte de nuestra cultura se ve reflejada en el Altar de Muertos u Ofrenda; este altar se prepara y elabora durante el día 1° de noviembre para invitar a aquellos del más allá.

Cada elemento que se dispone, diseña y cocina representa diferentes aspectos:

  • Agua. Se disponen jarras con agua para mitigar la sed de los viajeros que vienen del inframundo.
  • Tierra. Las frutas frescas y otras secas les sirven de comida. Destacan los alimentos de color naranja o rojo, como mandarinas y naranjas, típicas de la temporada de otoño, así como la caña. La flor de cempasúchil es esparcida junto con la tierra negra a lo largo del altar para recibir al familiar fallecido.
  • Viento. El copal y el incienso representan el aroma que guía a los muertos hasta el lugar de encuentro. Las imágenes y patrones en papel china de color morado, amarillo y negro son colgadas al aire.
  • Fuego. Por lo general se colocan cuatro cirios; cada una de las llamas apunta hacia uno de los puntos cardinales.
  • Las deliciosas calaveras de azúcar aportan un toque artístico muy peculiar y son reconocidas en el mundo por sus elaborados y coloridos diseños.
  • Objetos y recuerdos. Juguetes y dulces para los altares de los niños. Alcohol y cigarrillos (en algunos casos) son puestos para los adultos.
  • La cocina representa un manjar culinario, propio de las regiones en que se celebra. Platillos típicos son preparados con excelentes ingredientes para que el recién llegado los pueda disfrutar mientras su familia lo recibe toda una noche.

Ahora ya conoces algunos aspectos importantes sobre esta fiesta, para que puedas  disfrutarla y apreciarla al máximo en esta temporada otoñal.

Datos curiosos

Esta Celebración es reconocida por la UNESCO como un patrimonio cultural Inmaterial de la Humanidad.

¿Sabías que el  Día de Muertos se celebraba en el noveno el mes del calendario solar azteca? Por lo general coincidía con nuestro mes de agosto, y era celebrado durante un mes completo por nuestros antecesores indígenas.

Estas fiestas se dedicaban a la diosa Mictecacíhuatl, conocida como la “Dama de la muerte”  estudios sobre sobre sus imágenes  nos pueden referir a un antecesor claro  de “la Catrina”).

 

Copyright © 2015 DERECHOS RESERVADOS vidaybienestar.mx