7 razones para invertir en prevención

No dejes para después algo tan importante como tu salud; a la larga podrías evitarte muchos problemas financieros.

 

Por Ricardo Chavero

 

Es sabido que, a partir de los 40 años, las mujeres deben someterse a estudios frecuentes para detectar cualquier anomalía en sus células y alejar el cáncer o combatirlo en etapas tempranas. Pero ¿vale la pena ahorrar desde antes para atender tu salud y poder pagar los estudios que requerirás? Aquí te damos siete sencillas razones que te harán considerarlo.

  1. El tiempo que ahorrarás podría salvarte la vida

El Instituto Mexicano del Seguro Social invierte 80 mil pesos al año en revisiones por paciente. Algunas mujeres deciden realizarse estudios preventivos en el IMSS, el problema es que tardan tres meses o hasta más en hacer el diagnóstico. El tiempo es vital para la cura del cáncer y, por tanto, la detección temprana es crucial. Si tienes IMSS considera que será necesario hacer un gasto adicional para estudios preventivos.

  1. Los seguros son más baratos para las mujeres jóvenes

Comienza a ahorrar a los 24 años. A esa edad, un seguro de gastos médicos mayores puede ser muy barato, y aunque tenga una cláusula de deducible alto, harás antigüedad en el seguro y con el tiempo puedes cambiar las coberturas según tus necesidades. Incluso hay productos diseñados específicamente para protegerte en caso de un diagnóstico de cáncer. En promedio, estos seguros te costarán entre 800 y 1,200 pesos al mes.

  1. No todo empieza a los 40

Las mastografías no están indicadas para antes de los 40 debido a que el tejido joven es firme y es difícil encontrar tumores con este estudio. Pero si se detecta algún bulto u otro síntoma, el estudio adecuado a esa edad es un ultrasonido, y en caso de detectar algo, deberás realizarte una biopsia, un estudio que suele ser costoso.

  1. Los seguros para la mujer son más caros conforme aumenta la edad

A mayor edad, la prima de tu seguro será más alta, pues hay más riesgo de sufrir un padecimiento. Además, los seguros para mujeres son más caros que para hombres porque la expectativa de vida es más alta y la mujer se enferma más en el transcurso de su vida o tiene padecimientos graves.

 

  1. Las aseguradoras tienen programas especiales para la mujer

 

Estas instituciones ofrecen seguros para cáncer que cubren desde la reconstrucción estética hasta estudios de prevención. Estos seguros cuestan hasta 5 mil pesos anuales. Algunos funcionan como un fondo en el que ahorras una cantidad y a los cinco años te dan una parte del dinero; si no lo necesitas, el monto se puede reinvertir.

  1. La antigüedad y la planeación sí cuentan

Lo importante al adquirir un seguro es hacer antigüedad para que aumente tu cobertura y el precio no sea tan alto (en promedio se logra tras dos años de mantener un seguro). Si esperas a tener 45 años para contratar un seguro, no tendrás cobertura completa porque ya no estás en el rango de la aseguradora. En cambio, si tuviste la cobertura desde antes, la conservarás mientras sigas pagando, incluso si tienes más de 60 años.

  1. Debes crear un fondo de emergencia destinado a salud

Antes de cumplir 30 años, además del seguro, ahorra dinero en fondos de renta fija de 10 a 15 años, que será cuando suba el costo de tu seguro. Si no puedes invertir el 10% de tu salario en una cobertura, busca afiliarte al IMSS o al Seguro Popular, pero siempre debes tener un fondo de salud para usarlo en deducibles y estudios.

 

* Asesor financiero y fundador de NetWorth Consulting.

Copyright © 2015 DERECHOS RESERVADOS vidaybienestar.mx