Salida al parque

Disfrutar a tus hijos desde que son pequeños, como padre o madre, te mantendrá cercano a ellos, además los hace sentir confianza y de cierta forma pueden hacer de este tipo de paseos una tradición familiar que todos disfruten, por lo que vale la pena cambiar los lugares.

Antes que nada, dedicarles tiempo es enseñarlos a vivir. Un ambiente lleno de respeto y de armonía con su entorno se refleja en su personalidad y en la interacción que tienen con los demás.

Lleva juegos que los inciten a la convivencia y evita aquellos que requieran “conspirar” contra alguno, sobre todo, si tus hijos son pequeños. Es mejor que hagan actividad física y cooperen todos.

Involúcralos en los preparativos para el viaje; lleven agua, frutas frescas, y alguna manta para que puedan descansar. Permíteles que lleven algún juguete y encárgales que lo cuiden bien. Para que se responsabilicen de sus cosas.

Si hay animales en el parque o bosque, no permitas que los estresen ni los persigan. Aunque los niños tienen mucha energía, no es bueno que crean o traten a los animales como juguetes. Es mejor que aprendan a admirarlos y a ser sutiles con ellos.

Los comentarios están cerrados.

Copyright © 2015 DERECHOS RESERVADOS vidaybienestar.mx