Pareja Otoñal

Por: Selene Chávez

El otoño, la tercera estación del año, ha sido siempre considerada una de las más románticas. Seguramente recuerdas películas con escenas de hermosos árboles con enormes hojas color naranja y ocre bajo los que los enamorados dan un paseo o simplemente se recuestan sobre el pasto a contemplarlos.

Como dato, la astronomía refiere que este periodo inicia con el equinoccio de otoño ¾lo que significa que el día tiene la misma duración que la noche¾, cada 21 de septiembre en el hemisferio norte, y termina con el solsticio de invierno, aproximadamente el 21 de diciembre.

Aprovechar estos meses resulta una buena idea para pasar tiempo con tu pareja y fortalecer la relación de diversas formas. ¡No dudes en empezar!

¡Traten de no repetir las mismas actividades una y otra vez! La monotonía es el enemigo número uno para las personas que viven juntas. No importa la ciudad en la que vivas, hay suficientes actividades para divertirse, relajarse, o para practicar su pasatiempo o deporte favorito.

Variantes para el cine

Aquí hay de dos opciones, una para cuando hay lluvia torrencial y ni cómo salir. Aprovechen y elijan una serie, película o documental que a ambos les gustaría ver o que les hayan recomendado. Pidan comida a domicilio, ¡consiéntanse!, coman su postre favorito y disfruten de la compañía del otro. Al final platiquen de manera amable si les gustó, si no, por qué, etcétera; la charla siempre es un buen modo de conocer al otro y sentirse en contacto.

La otra es ir al autocinema, que cada vez se pone más de moda. Generalmente son películas ya vistas, pero siempre tenemos varias que nos fascinan y repetiríamos en cada oportunidad. ¡Experimenten! La típica ida al cine ya se la saben de memoria.

Actividades físicas

Es bien sabido que el deporte ayuda a mejorar todas las funciones del cuerpo, y qué mejor que hacerlo en pareja. Aquí son múltiples las opciones en que lo pueden llevar a cabo. Primero busquen una actividad donde ambos estén contentos; ¡no hay por qué sufrir! Estén abiertos a las propuestas del otro. Si, por ejemplo, uno no sabe patinar, ¡permitan que su amado o amada les enseñe!; habrá una que otra caída, pero la diversión está garantizada, además de que incrementará su confianza.

El clima en el otoño es ideal para dar caminatas ya sea en algún parque o alguna colonia donde haya museos, restaurantes, bazares de los que te han hablado mil veces y por una u otra razón no has podido conocer. Empiecen por conocer el lugar donde viven, a veces la rutina nos lleva a los mismos lugares.

Si los dos son más del estilo de estar en lugares cerrados,no duden en buscar el gimnasio más cercano. Existen clases de todo tipo para ambos; busquen la más beneficiosa, juntos pasarán tiempo de calidad y a la vez notarán los cambios tanto en el estado de ánimo como en el cuerpo.

¡Reconquista por el estómago!

¿Te suena conocido? Seguramente te ha pasado o has logrado conquistar a alguien con un platillo bajo la manga, y qué mejor que te suceda con tu pareja. Seguro a uno de los dos le encanta cocinar; aprovechen y saquen partido. Si no es el caso, pueden tomar clases juntos; una vez que lo dominen, lo podrán replicar en casa con una cena romántica o con amigos.

También un pícnic es otra forma de pasar un rato agradable en esta época del año. Decidan el lugar, carguen con todo lo necesario y emprendan el viaje. Conocer nuevos lugares y comer frente a paisajes espectaculares le darán una nueva perspectiva a la relación.

Así que en estos meses de la caída de las hojas, será su tarea buscar nuevos propósitos, planes o pasatiempos para divertirse en pareja. Cualquier temporada es buena para enriquecer los vínculos amorosos. ¡Bienvenido sea el otoño!

Copyright © 2015 DERECHOS RESERVADOS vidaybienestar.mx