Aparatos al servicio del hogar

Por: Susana Dávalos

En el siglo XVIII surgieron la mayoría de los inventos de máquinas que agilizaban el trabajo en el hogar, pero eran muy rudimentarias y, en varios casos, peligrosas. Pasó más de un siglo para que se dieran avances importantes y las máquinas funcionaran eléctricamente. A partir de los años 50 es que la tecnología empieza a dar pasos agigantados.

Estos saltos, cada vez más continuos, nos han acostumbrado a estar en constante cambio; cada uno o dos años estrenamos celular y coche, por ejemplo. De esa misma forma vamos reemplazando todos todos los aparatos de nuestra casa. Qué diferencia a la de hace unos ayeres, cuando uno compraba un refrigerador o una lavadora que sabía que conservaría, por lo menos, 20 años.

Sin embargo, el hecho de que las cosas ya no se fabriquen para durar tanto tiempo no quiere decir que no haya marcas que quieran hacer cosas de calidad, sino que saben que la tecnología no tardará nada en avanzar y que deben sacar a la venta nuevas y mejores opciones, y sobre todo que se adapten y cumplan con nuestras necesidades, pues, de lo contrario, los aparatos se vuelven obsoletos.

Afortunadamente, en la actualidad hay casi una máquina para cada tarea, lo que es un gran beneficio, pues nos reducen bastante el trabajo y nos permiten ahorrar tiempo. No me  imagino hoy en día lavando toda la ropa a mano, enfriando los alimentos en hielo, calentando con leña o carbón. ¡Uf! Sin duda tienen todo que ver con nuestra evolución, la modernidad y cómo hemos ido cambiando la forma de desenvolvernos en la cotidianidad.

Ahora veamos qué tipo de electrodoméstico se adapta a las necesidades de cada quién.

No es tan fácil como llegar a pedir el refrigerador de la mejor marca, el más caro o el más bonito. Aunque sí es importante comprar marcas conocidas para no llevarnos una decepción y que su presentación no rompa con la estética de la cocina, lo más importante es la funcionalidad, es decir, el tamaño, que depende de cuántas personas lo vayan a usar, qué tanto espacio para congelar y cuánto para refrigerar necesita. ¿Qué prefieres tener más a la mano, las bebidas o los alimentos?, ¿te parecen más cómodas las puertas normales o las que se deslizan como cajón?, etc… Hoy en día existen refrigeradores hasta de cuatro puertas, así que, si vas a ir a comprar uno, házlo con toda la calma posible.

La revolución de las lavadoras es innegable. Si lo que quieres es ahorrar espacio, obtén una que a la vez sea secadora. O ¿qué tal la que incluye fregadero en la tapa? Si se te suele acumular mucha ropa, las hay de doble tambor.

La forma de planchar no puede ser más cómoda en nuestros tiempos. No insistiremos si prefieres la plancha convencional, que con algunas pasadas desaparecen las arrugas, pero entérate de la nueva modalidad: ¡el armario que seca y plancha varias prendas a la vez mediante ondas de vapor! Sólo hay que meter la ropa colgada, apretar unos botones, esperar, y listo. Cabe mencionar que se trata de una máquina muy novedosa y, por lo tanto, su costo es más elevado.

¿Horno de microondas u hornito tostador? Si crees que es demasiado tener ambos y no sabes por cuál decidirte, piensa en el tipo de uso que quieras darle. Si eres una persona que suele cocinar y antepones lo saludable de tu alimentación a la rapidéz con la que se haga la comida, te sugiero el horno tostador, pues aunque tarda un poco más, desempeña mejor el trabajo tanto de calentar como de cocinar.

Aspiradoras: ¡de los mejores inventos creados! Porque vaya que barrer es cansado, sin contar que hay que recoger el polvo e irlo tirando en varias sesiones. Las más modernas aspiradoras son automáticas y tienen puntas cuadradas para llegar hasta las esquinas y rincones de cada habitación. Hace un par de años se anunció una aspiradora para alérgicos con un filtro permanente que expulsa aire cien por ciento limpio y su vaciado es completamente higiénico.

¿Te gustaría que una cafetera te indicara la temperatura de tu café? ¡Pues ya es posible! Una marca alemana creó una con LEDs que cambian de color, indicando mediante rojos y azules qué tan caliente está el líquido en su interior. Las cafeteras siempre son de utilidad en casa.

Para cerrar este artículo, te recordamos siempre fijarte en la garantía que tiene el electrodoméstico que vas a comprar; ésta debe cubrir, por ley, un mínimo de dos años si se trata de un producto nuevo, y de un año en caso de ser de segunda mano. Algunos fabricantes ofrecen más tiempo por su propio pie, esto nos habla de que confían ampliamente en su calidad.

Copyright © 2015 DERECHOS RESERVADOS vidaybienestar.mx