La salud, los hombres y la productividad

 

  • La obesidad en México genera pérdidas anuales de más de 40 millones de horas laborales que representan un costo de más de 85 mil millones de pesos cada año.
  • Costos en salud y ausencias laborales por diabetes le cuesta a la economía 223 mil millones de pesos al año.

 

De acuerdo con el Instituto Mexicano para la Competitividad (Imco), la obesidad en México genera pérdidas anuales de más de 40 millones de horas laborales entre los trabajadores. Estas representan un costo de más de 85 mil millones de pesos cada año.  En el caso de la diabetes, los costos en salud y ausencias laborales al año le cuestan a la economía aproximadamente 223 mil millones de pesos, según la Fundación Mexicana para la Salud (Funsalud).

En el caso particular de los hombres, ellos también necesitan cuidarse y prevenir enfermedades como la diabetes para no caer en estas estadísticas debido a que el ritmo de vida actual no siempre permite que se ejerciten o cuiden su alimentación. La consecuencia es la obesidad, padecimiento que causa elevados costos en la salud pública y ausencias laborales que pueden llegar a afectar su productividad, por lo que se llegan a ausentar varios días al año de sus trabajos para atender complicaciones como la diabetes.

En ocasiones, los hombres no se preocupan por su peso, pero es importante mantener uno adecuado. Estos poseen una mayor cantidad de masa muscular que las mujeres, por lo que necesitan más energía, esta diferencia también contribuye a que tengan un metabolismo más rápido, por lo tanto, si se lo proponen, pueden mantener un peso saludable.

Una alimentación saludable para los hombres no significa dejar de comer los alimentos o platillos que les gustan o que su comida sea insípida, pues no existen alimentos que por sí solos les hagan subir o bajar de peso, los responsables son los malos hábitos, como pasar muchas horas sin comer, el consumo frecuente de harinas, azúcares y alimentos fritos.

También es importante destacar que, en los hombres, existe un mayor riesgo de enfermedades cardiovasculares a causa del estrés y de una mala alimentación, por eso no sólo se trata de cuidar el peso, sino también de cuidar horarios de comida, elevar el consumo de frutas y verduras, además de manejar el estrés a través del ejercicio.

Para mantener un peso saludable, tanto en hombres como mujeres, hay que lograr un equilibrio entre las calorías que se consumen de los alimentos y las calorías que gastamos realizando nuestras actividades diarias.

Es posible tanto para hombres como para mujeres mantener un peso saludable, sin realizar grandes sacrificios o sufrir la alimentación, a continuación, algunos consejos de la nutrióloga y experta Guadalupe Herrera de Metco ®:

-Busca el equilibrio. Si tienes una cena con familiares o amigos, a la hora de la comida puedes preparar carne asada, arroz y verdura a la parrilla, de esta manera no morirás de hambre en la cena y disfrutarás más de la reunión.

–  Si tienes hambre antes de salir de casa, consume fruta con yogurt natural y espolvorea nueces o almendras, endulza la preparación con Svetia®.

– Recuerda que saltarse algún tiempo de comida sólo te hará llegar con más hambre a la siguiente comida, provocando que consumas más alimentos.

– En el caso de refrescos, prefiere la versión light o agua mineral para acompañar tus comidas.

–  Modera el consumo de alcohol, prefiere bebidas que no contengan refresco, así disfrutarás más de su sabor y obtienes menos calorías.

–  Consume quesos frescos como panela, oaxaca o mozzarella fresco, en lugar de queso manchego u otros añejados, así consumes menos grasa y sal.

–  Al momento de preparar tus tortas o sandwiches, prefiere untar aguacate en lugar de mayonesa o crema, este te aportará sabor y consumes menos calorías.

–  Aumenta tu consumo de frutas y verduras frescas, si las consumes de temporada son más ricas y económicas.

– Prepara las verduras en sopas, agrégalas a los guisados o platos principales, también puedes preparar ensaladas.

– Consume frutas entre comidas, estas te aportarán un sabor dulce, además de fibra que te brindará más saciedad

– Cuida el tamaño y número de porciones que consumes normalmente, tu propia mano es una buena referencia.

– Disminuye el consumo de alimentos fritos, capeados o empanizados.

– Toma agua natural, pero si no te gusta puedes preparar infusiones de frutas frías, agrega hielo y endulza con Svetia®.

Si comes de todo un poco con moderación, puedes comer todos los alimentos que te gustan.  Por ejemplo: si se te antoja un tamal o pan dulce, puedes elegir uno pequeño una vez a la semana, de esta manera satisfaces tu antojo y cuidas tu salud. Si disminuyes el tamaño de las porciones y la frecuencia en que consumes alimentos con alto contenido energético, podrás comer de todo un poco sin culpa o preocupación.

Con estas sencillas recomendaciones, será más fácil mantener un peso saludable sin dejar de comer lo que tanto te gusta, la clave es cuidar la porción, es decir, el tamaño del alimento que eliges y la frecuencia de consumo. Recuerda ejercitarte en cada oportunidad que tengas, esto te ayuda a mantener un peso saludable y ganarás salud.

Copyright © 2015 DERECHOS RESERVADOS vidaybienestar.mx