Cabello limpio y en seco

Por Elizabeth Palacios

Si no tuviste tiempo de lavar tu cabello, o si quieres que el color perdure por más tiempo, te contamos todo lo que necesitas saber sobre el lavado en seco.

Al principio sonaba extraño y no todas se atrevían a probarlo, pero hoy es una tendencia en ascenso y el shampoo en seco está revolucionando la rutina de belleza de miles de mujeres en el mundo. A algunas nos cuesta mucho trabajo no lavarnos el cabello todos los días, sobre todo porque pensamos que la gente lo notará. En Europa, sin embargo, esta es una práctica cotidiana desde hace mucho tiempo.

Sin embargo, no siempre es recomendable lavar el cabello con agua a diario, sobre todo si lo tiñes o tienes algún tratamiento químico para rizarlo o alaciarlo. Lavar con demasiada frecuencia el cabello puede afectar la duración del color y resecar el cuero cabelludo. Es en estos casos que el shampoo en seco se convierte en una solución para aquellas que no desean lavarse el cabello todos los días.

Los ingredientes en el shampoo en seco eliminan la suciedad y grasa acumulada en el cuero cabelludo, aunque no son tan efectivos como un lavado normal.

Como todo en la vida, la aplicación de estos productos tiene su ciencia

  • Uno de los errores más comunes es aplicar el shampoo en seco por todo el pelo, cuando en realidad sólo debe aplicarse en la raíz.
  • Debes partir tu cabello en secciones y aplicarlo en las áreas que más lo necesiten. Solo necesitas un disparo con 15 centímetros de distancia, esto es clave para que el pelo no se sature de producto.
  • Después de la aplicación, debes dejar actuar el producto durante un mínimo de cinco minutos para que absorba la suciedad y el olor del pelo.
  • Tras haber dejado pasar este tiempo, puedes empezar a distribuirlo con un masaje suave a tu cuero cabelludo, con movimientos circulares con los dedos. Esto ayudará a que se impregne bien y que los efectos sean más duraderos.
  • El siguiente paso es eliminar todos los residuos del producto con un buen cepillado. Esto es muy importante ya que si quedan partículas blancas puede parecer caspa.
  • Es recomendable aplicarlo por las noches, antes de dormir, para controlar el exceso de grasa que se produce mientras duermes. Así podrás salir en la mañana de tu casa con el pelo perfectamente limpio.

¡Hazlo tú misma! Puedes hacer una versión casera de un shampoo en seco.

Si tu cabello es oscuro, necesitas dos cucharadas de almidón de maíz, una tercera taza de cacao en polvo, y unas gotas de aceite esencial opcional. Para el cabello claro, consigue una tercera taza de maicena, dos cucharadas de bicarbonato de sodio y el aceite esencial. En ambos casos, mezcla los ingredientes y usa una vieja brocha de maquillaje limpia para aplicarlo en todo el cuero cabelludo. Déjalo actuar y después cepilla como de costumbre.

Los comentarios están cerrados.

Copyright © 2015 DERECHOS RESERVADOS vidaybienestar.mx