Exfolia tus pies en casa

Los pies son una parte importantísima, pues simple y sencillamente dan soporte a todo nuestro cuerpo, además de aguantar largas caminatas, bailar, subir y bajar escalones, correr para ejercitarnos y resistir por varias horas los cansados tacones cuando salimos de fiesta o a una cita.

Por ello, debemos consentirlos de vez en cuando, darles el alivio que merecen, pues mucho hacen por nosotras.

Si por todas estas actividades tienes durezas en los pies, están algo resecos, o simplemente quieres eliminar las células muertas para tenerlos suaves y sedosos, con estos sencillos pasos de belleza podrás conseguir que se vean relucientes.

  1. Lima los callos y la piel seca de tus pies con una lima de cartón. Usa movimientos suaves de adelante hacia atrás para quitar las capas externas muertas y secas.
  1. Una vez limados, mételos en un recipiente con agua tibia por al menos unos cinco minutos. Puedes agregar sales u otros productos que suavicen la piel.
  1. Cuando los saques, aplica un exfoliante casero previamente preparado, mezclando dos cucharadas de azúcar y una de miel, con una esponja áspera o piedra pómez, para reducir los callos de forma más efectiva. La exfoliación incrementa la circulación, estimula el flujo linfático, quita la piel muerta y suaviza la superficie de la piel.
  1. Mete los pies de nuevo dentro del agua tibia para enjuagar.
  1. Retíralos del agua, sécalos y envuélvelos en una toalla tibia durante cinco minutos.

¡Listo! Es un procedimiento que no te lleva mucho tiempo, aunque nunca será demasiado tiempo cuando se trate de consentirnos.

Copyright © 2015 DERECHOS RESERVADOS vidaybienestar.mx